Fekra

Noticias

image description

Claves para elegir un buen sofá

¿Tu sofá ya tiene unos años y le ves viejo, apagado e incluso deteriorado, tanto que ni siquiera nuestro servicio de limpieza de sofás en Madrid o Toledo le han dado la vida que antes tenía? ¿Ya no te sientes igual de cómodo en él e incluso tu cuerpo se resiente cuando llevas largo rato sentado? Quizás sea el momento de cambiar o tapizar. En este post te ayudamos a conocer las claves para comprar un sofá duradero. Y si quieres saber cómo alargar su vida útil visita Consejos para el mantenimiento y la limpieza de sofás.

¿Pero cuánto suele durar un sofá?

Todos nos planteamos llegado un punto si está en nuestras manos el poder alargar algún tiempo más la vida útil de nuestra sofá o sillones. Todo dependerá de varios factores. Como media se preveé que un sofá puede durar entre diez y quince años, siempre que sus componentes (estructura, relleno y tapizado) sean de calidad y le demos un uso y un mantenimiento adecuados.
Una buena costumbre para conseguir una vida útil mayor para nuestros sofás y sillones es adquiriendo buenos hábitos de limpieza regular en ellos. Si no es posible posible por nosotros mismos, contratando al menos una vez al año nuestro servicio de limpieza de sofás en Madrid y Toledo.
En los dos casos se aconseja la limpieza semanal con aspiradora, hasta el último rincón. También evitar la exposición directa al sol, humedad, fuego u objetos cortantes o punzantes.

Pasemos a analizar los factores a tener en cuenta para elegir el sofá ideal para nuestro hogar.

Claves para elegir un buen sofá

1. Tener decidido qué tipo de sofá queremos

Los sofás, sillones o canapés se venden en muchos estilos diferentes: formas, tamaños, materiales, precios, revestimiento, la variedad es casi infinita. Es necesario ir a la tienda con una clara idea de lo que quieres comprar. Debes tomar medidas y tener en cuenta los colores y el estilo de la habitación antes de comprar. Solo así podrás centrarte en una búsqueda óptima para tus necesidades. No te dejes llevar por otros llamativos productos los cuales después no se adaptarán a lo que tu hogar y circunstancias necesitaban.

image description

2. Investiga sobre el armazón

Pregunta a un empleado por el armazón del sofá que te guste. Revísalo también tú mismo. Si es de madera blanda como el pino, costará menos pero son más propensos a deformaciones o tambaleos. Si el armazón es de plástico o metal, se podría agrietar o picar. Si está hecho de madera dura como haya, fresno o roble costará más, pero será menos propenso a daños y más duradero. Las patas del sofá deben estar unidas al armazón con tornillos y tarugos, nunca estar pegadas solo con pegamento o cola. El fin último de dicha revisión es para asegurarte una estructura de sofá firme y duradera. De ello dependerá directamente la vida de tu sofá.

Para probar la resistencia del armazón, levanta un lado unos 15 cm del piso. La otra pata se debe levantar por su cuenta. Si la pata del otro lado todavía toca el piso, entonces el armazón es débil.

3. Consulta sobre la carpintería

El armazón debe estar fijado con materiales fuertes, no solo con soluciones poco fiables como pegamento, grapas o clavos. Los tarugos y demás madera, tanto como tornillos y soportes de metal, deben ser las principales partes de tu sofá. El pegamento, grapas y clavos deben ser sólo refuerzo adicional, pero no deben ser los principales elementos de carpintería de un sofá resistente. Procura solicitar al vendedor información sobre el fabricante de las partes.
También debes tener en cuenta si la carpintería no se verá afectada por un servicio de limpieza externo, como nuestro servicio de limpieza de sofás en Madrid y Toledo.

4. Revisa los resortes

Casi todos los sofás o canapés tienen resortes. Y algunos se hacen únicamente con cincha o eslinga de malla. Los resortes hacen al sofá resistente y cómodo. Es inevitable que los resortes se desgasten pues son los que soportan el peso aplicado al sillón. Hay dos tipos de resortes: sinuosos o serpentina o los atados a mano. Los resortes sinuosos son más económicos, pero pueden dañar fácilmente el armazón si son muy pesados o debilitarse si son muy ligeros. Los resortes atados a mano son más caros pero no se debilitan ni dañan el armazón. Para probar los resortes, siéntate en el sofá. Deben ser firmes y estar cerca, pero no debes sentir que empujan la tela.

Siéntate en los bordes del sofá. Si escuchas un chirrido o crujido, posiblemente los resortes estén rotos, mal colocados o golpeen el armazón. Busca otro sofá.

5. Mira el relleno

La espuma de poliuretano es el relleno más común, pues su mantenimiento es fácil y es más económico, al igual que otras espumas de alta densidad. El poliéster se aplana rápidamente, pero cuesta menos que los otros rellenos. Las mezclas de poliéster y fibras son las más económicas, pero se pegan y se vuelven grumosos. Sin embargo, las combinaciones hechas con plumón son la mejor elección. Una mezcla magnífica, es plumón con espuma HR. Tiene un precio razonable y es muy confortable.

6. Sobre la tela

La estética y elegancia de un sofá es una cosa, pero la resistencia de la tela es otra historia y no siempre ambos van a la par. El cuero es muy elegante y resistente pero es el material más caro. El algodón y el lino tienen un precio razonable y son fáciles de limpiar, pero no son muy duraderos. Las mezclas de microfibra pueden actuar como el algodón y suelen ser los más resistentes a las manchas y en el tiempo. Las mezclas naturales con poliéster se pueden enganchar y desgastar con el tiempo. Escoge el estilo que más te guste, siempre que vaya a hacer de tu sofá un mueble duradero y se ajuste a tu presupuesto.

Si te gustan los adornos y estampados, busca tela donde estén tejidos. Un adorno impreso se borrará en el tiempo.

Márcate unas metas a cumplir sobre tu sofá y decide tu presupuesto. Los hay de muchos precios, generalmente precio y calidad van de la mano, aunque hay casos en que no es así. Permítete un 10% de reserva en caso de que veas un sofá que realmente te guste y que esté por encima de tu presupuesto, no te arrepentirás.

Por último, recuerda que muchas veces el caso no es tan grave como parece. A veces con sólo contratar nuestro servicio de limpieza de sofás en Madrid o Toledo, le darás un aire nuevo a tu sofá y le desinfectarás, pudiendo usarlo una temporada o dos más. Pero si esto no es suficiente y la estructura lo aconseja, una posibilidad para alargar la vida de tu sofá es tapizarlo. Puedes decantarte por telas con tecnología Aquaclean. Opción ésta muy resistente para uso diario, más aún si tienes mascotas o tus hijos aprovechan el sofá al máximo.

image description

Servicio de limpieza de sofás en Madrid y Toledo

Y siempre recuerda que UrbanCleaner Madrid y Toledo está a tu lado para ayudarte a mantener y alargar la vida de tus sofás, sillones, colchones, alfombras y todo tipo de tapicerías del hogar. No dudes en pedir presupuesto, te sorprenderás.